Consejos para el maridaje de Vinos con los mejores platos en el Barrio Salamanca

El maridaje es el arte de combinar platos con bebidas para llevar una experiencia culinaria a otra dimensión. Con esta guía para el maridaje perfecto, aprenderás los consejos esenciales para poner a prueba tu paladar. Sigue leyendo…

¿Qué es el maridaje y cuáles son sus características?

Según la Real Academia Española, en su acepción más tradicional, maridar significa unirse en matrimonio. Esta palabra, adoptada del latín maritare, se ha trasladado con el tiempo a otros ámbitos ajenos al casamiento a tal punto que hoy se denomina comúnmente al maridaje como la “unión con que algunas cosas se corresponden entre sí”.

¿Qué es el maridaje y cuáles son sus características_

Este término ha sido adoptado por la gastronomía, refiriéndose principalmente a combinaciones de comida y vinos con el fin de armonizar los sabores y texturas en el paladar. La combinación de determinados alimentos con el vino adecuado crea sensaciones muy diferentes a las percibidas si los tomamos por separado.

Consejos para el correcto maridaje de vinos

El maridaje es un arte que obedece algunas reglas si queremos sacarle el máximo partido y te aseguramos que van más allá de la asunción clásica de que el pescado marida mejor con vino blanco y las carnes con tinto.

La primera recomendación es la de mentalizarse para iniciar la experiencia gastronómica, es decir, concebir el menú como un viaje sensorial. Para ello, lo mejor es hacerlo de manera gradual: empezar por vinos de aromas suaves y cuerpos ligeros y terminar con aquellos más vigorosos. De esta forma, cada vino no superará en intensidad al posterior, lo que podría hacerlo parecer insípido o sin fuerza.

Del mismo modo, lo aconsejable es iniciar la comida con platos sencillos, de elaboraciones simples, como una ensalada o un entrante frío, e ir avanzando hacia platos más contundentes, como guisos o carnes de braseadas. Siguiendo esta línea, se podrán conjugar alimentos menos grasos con vinos ligeros, aumentando la intensidad a la par.

Otra recomendación es la de buscar contrastes entre las características del vino y del plato, lo que generará reacciones sugerentes y provocadoras en el paladar. El resultado ayuda a degustar los matices de la bebida y la comida en búsqueda de un maridaje perfecto.

A su vez, aunque parezca algo obvio, siempre hay que considerar los gustos de cada comensal. El maridaje no se trata de una fórmula matemática que hay que seguir a raja tabla, por lo que hay que dar lugar a las preferencias en sabores, texturas y aromas para que el disfrute sea mayor.

Cómo elegir el vino que mejor combina con tu plato

Cómo elegir el vino que mejor combina con tu plato

Existen diferentes tipos de maridaje que ofrecen resultados finales dispares. Las dos opciones por antonomasia son el maridaje por semejanza o complemento, y el maridaje por contraste.

  • Maridaje por semejanza: busca un modo de asociar de forma natural y equilibrada las texturas y sabores del vino y del plato que lo acompaña, generando así una sensación agradable.
  • Maridaje por contraste: persigue un efecto de oposición entre los matices de uno y otro, dando lugar a una experiencia más compleja y, para muchos, más interesante.

Por otro lado, aunque no forma parte de una clasificación general como las otras, debemos destacar el maridaje regional o por proximidad. Este hace referencia a la unión de alimentos y vinos con un origen común. Un maridaje de este tipo puede ser asimismo por semejanza o contraste.

Los mejores platos del barrio de Salamanca acompañados con vino

En Taberna Los Gallos tenemos en claro los beneficios de un buen maridaje. Sabemos que un vino es capaz de extraer lo mejor de un plato, y del mismo modo, un plato es mejor de sacar lo mejor de un vino.

Por ello, en nuestro restaurante uno puede degustar vinos blancos, rosados, dulces, tintos, de diferentes denominaciones de origen o con distintos grados de intensidad, y nuestro personal está capacitado para recomendar una elección acorde a los gustos e intereses de cada comensal en base a las diversas opciones de nuestro menú.

pescados-y-carnes-frescos-acompanados-de-los-mejores-vinos

Maridajes para aperitivos y entrantes

Como hemos mencionado anteriormente, lo mejor es comenzar la experiencia gastronómica de a poco y sin prisas. En esta primera instancia aperitiva lo que se busca es abrir el apetito y tener una primera muestra de lo que va a seguir ocurriendo.

En estos términos, recomendamos comenzar con entrantes frescos para ir acostumbrando el paladar. En nuestro restaurante, puedes elegir el carpaccio de calabacín al pesto y burrata, la ensalada verde Los Gallos, los espárragos trigueros o nuestra selección de conservas gourmet.

En esta etapa, lo mejor es elegir vinos suaves y ligeros, de carácter festivo. Una manzanilla de Sanlúcar de Barrameda o un vino rosado, como ‘Lágrima’ de bodegas Ochoa, pueden ser buenas opciones.

Si quieres aperitivos para acompañar un vino tinto, puedes comenzar con una tabla de quesos de diferentes orígenes, perfecta para maridar con vinos un poco más intensos como el Legaris Roble.

¿Qué vino acompaña a cada tipo de carne?

Si bien los gustos del comensal son al fin y al cabo los que mandan, existen algunos trucos para elegir un buen vino para tomar con carnes. Cada tipo de carne puede ser acompañada por un vino diferente según las características de cada uno.

  • Carnes de res: combinan con vinos de taninos no tan intensos y de complejidad moderada. Cuanto mayor cantidad de grasa en el corte, son mejores los vinos potentes, de mayor estructura y complejidad
  • Carnes de cerdo: maridan con vinos tintos ligeros y de cuerpo medio.
  • Aves de corral: ideales para acompañar con vinos jóvenes de intensidad media y poco tiempo de crianza.
  • Carnes a la plancha: se sugiere comerlas con vinos tintos secos, jóvenes y de cuerpo medio
  • Carnes a la parrilla: según la complejidad del corte, es mejor optar por vinos de cuerpo medio o alto
  • Carnes al horno: se recomienda elegir vinos con cuerpo, concentrados y de mayor complejidad

los-mejores-vinos-para-maridaje-en-el-barrio-salamanca

Pensar que las carnes solo maridan bien con vinos tintos es un mito, todo ello dependerá del tipo de carne. Por ejemplo, nuestro Steak Tartar combina a la perfección con un vino blanco con cuerpo, como el Viñas del Vero.

¿Cuál es el mejor vino para acompañar pescados y mariscos?

Los platos de pescado son delicados, con sabores y texturas sutiles, por lo que la elección de un buen vino para acompañarlo tiene que ser tomada con mayor cautela. En líneas generales, los platos de pescado van mejor con vinos blancos o incluso champagne, pero veamos en detalle.

En líneas generales, los mejores vinos para mariscos son los blancos ya que los vinos ligeros y frescos potencian su sabor. Sin embargo, los mariscos con vino tinto también puede ser una buena opción si se trata de un plato picante. En este aspecto, es bueno acompañarlo con un vino tinto de sabor más dulce.

Por su parte, aunque lo más común sea acompañarlo de una cerveza ligera, el pescado frito marida bien con vinos blancos suaves, secos y de alta acidez. Un vino sutil y delicado con notas frutales será un gran acompañante para alcanzar la armonía de texturas y sabores.

Dentro de nuestro menú, te recomendamos probar el atún rojo Balfegó a la plancha o el falso risotto de carabineros acompañados de un albariño como el Terras Gaudas o el Brut Réserve Taittinger.

En nuestro restaurante del barrio del barrio Salamanca encontrarás una gran variedad de vinos y platos en la carta para que elijas el maridaje que más se adapte a tus gustos. No esperes a hacer tu reserva en Taberna Los Gallos del callejón de Jorge Juan y disfruta nuestra gastronomía.

Deja un comentario